Inicio > Blogroll, Uncategorized > La impunidad del anonimato

La impunidad del anonimato

La banda del kiosquito volvió a aparecer en escena. Y como si fuera poco, en este último acto, aparentemente su accionar provocó la muerte, de un joven llamado César Navarro Murhell de 14 años, quién se encontraba jugando junto a su hermano en las inmediaciones del Complejo Avellaneda, convirtiéndose en víctima de este drama.La “La Banda del kiosquito” son jóvenes de clase media alta que desde hace un tiempo hasta aquí vienen azotando a la sociedad tucumana. Probablemente, si no fuera por los recursos familiares, hace tiempo estarían ya en el Instituto Roca, bajo la tutela del Estado.Probablemente, si no fuera por la impunidad del anonimato, ya sabría la sociedad de quiénes se trata. Pero por cuestiones legales sus nombres no pueden trascender. Anonimato que deja más desprotegida a una sociedad totalmente atemorizada por la violencia nuestra de cada día.

Tres fiscales intentaron investigar quiénes eran. Ellos ya saben la identidad. De hecho dos menores fueron detenidos.

Vivimos en la impunidad del anonimato, cuando los resposanbles de la mayor tragedia argentina no son reconocidos por la gran mayoría de la sociedad. Ellos orgullosos por su accionar en “nombre de la patria”, transitaron estos últimos años escondidos sin que nadie reparase de su presencia diaria. Hablamos de los Astiz, Bussi, Menendez, Zimmerman, el “tuerto Albornoz”, etc.

Un orgullo tal que ni siquiera sus defensores se animan a proponer tal vez un mural con  fotos para que la sociedad los reconozca. Tal vez por vergüenza prefirieron que los argentinos, nos olvidemos de estas sombras del pasado, como si nada hubiera pasado.

Vivimos, también bajo la “impunidad del anonimato”, cuando vándalos con actitudes egoístas y patoteriles, se enfrentan violentamente bajo la triste mirada del último gran prócer argentino. E impunemente, bajo la pluma anónima muchos quieren, comparar ideología con politiquería barata.

La impunidad que da el anonimato nos paraliza cuando se afirma que la Justicia no cumple correctamente su función, pero no sabemos los nombres de los  funcionariosque no permiten que haya Justicia. Las 4 x 4, las aves negras, el asesinato de paulina Lebbos -como caso emblema- son causas que no avanzan y sus actores se protegen bajo el anonimato.

Sufrimos, la impunidad del anonimato, cuando nos roban los estereos de los autos e inmediatamente nos cuentan que podemos comprar el mismo al frente del penal de Villa Urquiza; o tal vez cuando vemos transitar por las calles de Tucumán, autos de alquiler que pasaron los controles técnicos cuando ni siquiera tienen el formato de patente que deberían tener.

La “impunidad del anonimato” es todo esto y mucho más. Es saber lo que todos sabemos pero pocos conocemos. Es esconderse, quizás protegidos bajo una sociedad que conoce pero calla.

Sociedad compuesta por la gente, que vive, disfruta y también sufre, la “impunidad”, que le da el anonimato.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: