Inicio > Uncategorized > Cierre de campaña

Cierre de campaña

Estamos en vísperas del cierre de las campañas proselitistas para las elecciones generales del domingo 26.  Y, aparentemente, está todo dicho.

Podemos decir que en esta campaña electoral no hubo campaña. Alperovich conseguirá, pronostican, una histórica victoria sobre una oposición poco creible. De hecho hasta algunos dudan de que exista tal oposición.

Las encuestas, por lo menos, así lo indicarían.

Por que si Alperovich gana por la diferencia que dicen que va a ganar, y los opositores pierden por la diferencia que dicen que van a perder, no les quedará otra que replantear su papel político en la provincia.

Por que más allá de la gestión, que fue el eje de la publicidad del Gobierno, los otros no pudieron ni siquiera articular un discurso alternativo o creible para el electorado.

¿De quién es la culpa? Seguramente de Alperovich, no.  Aunque tenga mucho que ver.

Fuerza Republicana se vio desbandada desde la llegada de Luis José Bussi. Al partido del general retirado y alojado por crimenes durante la dictadura, le asestaron un golpe certero. O una seguidilla de golpes, que lo vinieron debilitando desde hace un tiempo.

Los ex FR, Morof y Canevaro, se muestran en los spots y afiches sonrientes juntos al Gobernador, cuando en el pasado se encontraban en las antípodas del pensamiento político.

Ni que hablar de Esteban Jerez, quién desde antes de emprender su carrera política, ya decia y se desdecía. Iba de un lado al otro.

En la época en que abría más de 400 causas en su puesto de fiscal (y no cerraba ninguna), gritaba a los cuatro vientos que su comportamiento no era político, y que de hecho ni pensaba en ella. Su candidatura a Gobernador y luego a Diputado, afirmaron lo contrario.

En la cámara baja de la Nación, flirteó con todos. Y muy poco con los tucumanos que lo votaron. De partido en partido, aparece como co firmante en cuanto proyecto que para Tucumán importaban poco. Y en muchas declaraciones, que a pocos le importaban.

Su paso, fue con pena y sin gloria.

Ernesto Padilla, Pablo Walter y compañía, dicen que son PRO. Pero el PRO hasta hoy, no existe. Es verdad existió en su momento, en Buenos Aires. La confluencia de Compromiso para el Cambio de Mauricio y RECREAR de López Murphy, comenzó a debilitarse cuando primero Macri dijo que apoyaba personalmente pero no orgánicamente al Bulldog. Se hizo añicos ahora con la confluencia también inconclusa de Lilita con López Murphy.

Así que, la discusión  de quién es más PRO en Tucumán seria vana. Mauricio Macri no apoyó a nadie y López Murphy apoyó a pocos. Lopez Murphy, aparentementem no es PRO, o por lo menos Mauricio no lo definió como tal.

Lo que es más que cuestionable es el engaño publicitario que estamos sufriendo los tucumanos. Y lo que es, todavía peor, es que los que se postulan para legislar y los que fueron legisladores, no cumplan con lo que la Justicia (en este caso electoral) y la ley les ordenó.

El radicalismo se convirtió en el semillero de los acoplados y de los que se dieron vuelta. Enumeraremos algunos de los correligionarios que se postulan por otros partidos (acoplados o no) que nacieron, se desarrollaron y luego se fueron de la UCR: Roberto Palina, Ariel García, Daniel Erimbaue, Jorge Mendía, José Alperovich, Carlos Courel, Raúl Pellegrini, Gustavo Usandivaras, Ramón Graneros, y la lista  continúa. Sería interminable y poco productivo nombrar a todos.

Los ortodoxos del radicalismo se encolumaron detrás del ex rector Mario Marigliano. Agazapados, tienen la obligación de mantener en el espacio público el partido de Yrigoyen.

Renzo Cirnigliaro y Enrique Romero, buscan captar el voto peronista disidente. Con diferentes perfiles van a buscar una banca a legislador (a pesar de ser candidatos a gobernador también) ya que saben no cuentan con los recursos ni el apoyo para soñar con el sillón de Lucas Córdoba.

José Paez (DC), Rodolfo Succar (Socialismo), Luis Iriarte (Frente por la Dignidad), Daniel Blanco (PO), Jorge Sanchez (MIJD), Alberstein Lita (IU) seguramente ocuparán en los guarismo los datos correspondientes a “otros”.

El domingo, también, hace su debut el “acople”. Un engendro que da vuelta el protagonismo y la tracción de los dirigentes. Antes, los sublemas (es decir los dirigentes) traccionaban de abajo para arriba el voto. Cada uno sumaba para uno, y para todos.

Así podíamos encontrar, como en Yerba Buena, un Concejo Deliberante con mayoría del PJ, y una intendencia con signo de oposición en ese momento. Recordemos que Martínez Zavalía fue elegido por Unión por Tucumán, el partido opositor a Miranda y Alperovich en su momento. Como dato, Pablo Majul el delfín de Zavalía y Zavalía, prometen continuidad acoplado al oficialismo, en coloridos afiches a lo largo de la Avda. Mate de Luna.

Ahora en el acople, los dirigentes se “agarran” de una figura convocante. Es el mismo sistema de los camiones: se acoplan a una maquina de tracción. De arriba hacia abajo, ahora. Y en este devenir los fantasmas se esconden detrás de las sábanas. O mejor dicho los dirigentes debajo de la lista sábanas.

Debajo de funcionarios del PE, con una imagen más que aceptable, vemos candidatos que tranquilos saben que pueden llegar. A pesar de que la gente no los vote específicamente a ellos. Si no a los que traccionan arriba. El mayor camión: José Jorge.

Publicidad engañosa

Creo más que importante hacer hincapié en los medios engañosos que muchos de los candidatos utilizan para captar votos. Un poco en beneficio propio, otro en beneficio de terceros. Generalmente familiares.

Analizando someramente, y no son los únicos, algunos votos podemos ver a lo que me refiero.

Por ejemplo: así como en el voto de las internas y la campaña del peronismo se centró en el apellido Alperovich, poniendo en el tapete que Jorge y no Betty era el que peleaba el puesto a Presidente del PJ, cuando era Betty y no Jorge, vemos como muchos aprendieron del artilugio.

Cirnigliaro en grande, y Chicho en pequeño. O Fernando Juri, cuando el que se presenta es Fernando JURI DEBBO, y Fernandito se va al PEN.

Para terminar, Alperovich será reelegido. Porque el voto es simplemente: EGOISTA.  Todos votan por un bolsón. La diferencia está en la magnitud de la dádiva.

Para algunos el bolsón son alimentos, para otros semáforos, y para otros pavimento. Sin hacer una evaluación de las cosas.

Lo bueno, es que el pueblo el domingo va a emitir su voto. Aunque la sensación es que habrá también una alta abstención.

Simplemente porque los que no van a votar por la reelección, no votarán a nadie.

La oposición no los contiene. Es lo que pasó en San Juan.

El lunes muchos tendrán que evaluar, ya con los resultados en la mano, que van a hacer de su vida política. Para algunos hasta estará en juego su futuro económico.

El lunes lo sabremos. Será la realidad… no habrá lugar a dobles lecturas.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: