Inicio > Uncategorized > Prisioneros de la inseguridad

Prisioneros de la inseguridad

Día a día los tucumanos nos enteramos de algún hecho de inseguridad, ya no por los medios, sino por el contacto personal entre amigos, vecinos o compañeros. Pocas son las personas que puedan afirmar que no conocen a alguien que no haya sido víctima de algún hecho delictivo: arrebatos, asaltos, escruches a casas y autos, y hasta asesinatos.

Hay zonas en donde los vecinos ya no saben cómo pedir para sentirse, por lo menos, cuidados. Son constantes los reclamos en Avda. Mate de Luna y Pueyrredon pidiendo soluciones de fondo: hasta afirman que existiría una complicidad policial, sino no hay forma de explicar los continuos hechos que se dan por la zona.

Hace un tiempo apareció un cartel en dicha zona que decía “zona liberada”, lo que provocó el enojo de los comisarios. La estrategia de los vecinos es a partir de las 21 horas apostarse con sus reclamos esperando el paso del Gobernador que en ese horario, afirman, regresa a su hogar para tratar de llamarle la atención.

Es decir poner en evidencia al flaco accionar policial.

Hoy en mi muro de Facebook una de mis “amigas” denunciaba que en pleno barrio norte al regresar con su novio y transitar solo una cuadra desde el lugar de origen y destino, un grupo de delincuentes en moto los asaltaron. Iban armados, los acorralaron, los pusieron frente a una pared y les quitaron todo lo que llevaban consigo. Siempre con una pistola puesta en sus cabezas.

Lamentablemente Lourdes y su novio, desde ahora pensarán dos veces antes de caminar una cuadra después de la puesta del sol. Esa pareja acaba de perder nada menos que parte de su libertad.

Entre los comentarios de aliento y afecto, una persona denunciaba que en calle 25 de mayo al 700 había sido también asaltada.

Claro está que esta enumeración es solo una muestra pequeña de lo que sucede en las calles de Tucumán. Y nos preguntamos ¿sí eso sucede en pleno Barrio Norte que se puede esperar en las zonas más alejadas de la ciudad?

Lo simple sería cargar las tintas contra el Ministerio de Seguridad y la falta de respuestas a la sociedad. Lo real y concreto es que toda la clase política (PE, Legisladores –oficialista y opositores) deberían hacer un análisis mucho más profundo y reconocer que la inseguridad de la que muchos somos víctimas, es producto de las políticas de exclusión y pauperización social de las que muchos tucumanos también fueron víctimas.

Más cárceles, más policías, más equipamiento no significan más seguridad. Así como más hospitales, no significan más salud.

Mientras se siga haciendo foco en las consecuencias, será imposible solucionar las causas de la inseguridad,  que no son ni más ni menos que la pobreza, la exclusión social y sus derivados (drogas, alcohol, desapego por la vida propia y ajena, etc).

Mientras no se atiendan esas problemáticas los tucumanos seguiremos siendo prisioneros de la desidia, y de a poco menos libres.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: